El gurú de Internet David Weinberger realiza una dura crítica al marketing viral en una entrevista publicada hoy viernes 18 de julio en el periódico Público:

P.: Hay algunas compañías que camuflan sus campañas publicitarias en vídeos creados por los usuarios, ¿qué le parece esa forma de marketing?

R.: Se trata de un abuso de confianza, es un engaño y hace que la gente pierda confianza en Internet y se vaya erosionando todo lo que tiene de bueno esta potente herramienta. El mercado tendría que castigar este tipo de prácticas y estas empresas deberían arder en el infierno.

Entiendo su postura y por otro lado me gustaría saber si lo aplica a las campañas de marketing viral tipo la de la película El Proyecto de La bruja de Blair. A este respecto pienso que los usuarios escogen divulgar ese tipo de publicidad por el contenido. Si el contenido no fuera interesante no funcionaría. El hecho de que haya sido realizado bajo fines lucrativos puede “restar encanto” al contenido y es cierto que no deja de ser una tomadura de pelo, o en los mejores casos una “broma”, pero al fin y al cabo hay otro tipo de publicidad más invasiva y que se basa igualmente en el engaño. Sólo que a ese tipo de engaño ya nos hemos acostumbrado.