Según algunas estadísticas la publicidad exterior es la más eficaz (como medio), gracias a dos factores; recuerdo y notoriedad.


Para que funcione hay que eliminar textos innecesarios y reducir el concepto a lo elemental. Un anuncio exterior con sólo el logotipo, es más eficaz que uno con una frase extensa y multitud de datos.
Zumos Pascual ha logrado “exprimir” (y nunca mejor dicho) las posibilidades del medio rozando las acciones de “guerrilla” como ya lo hicieran en la campaña de la película “Los Simpson”, simplemente colocando un exprimidor en la parte alta del Oppi que “interactua” con la imagen impresa.