antes:

después:



Little Treckers quería diferenciarse para mejorar su posicionamiento como marca de ropa infantil. Conscientes de la alta competitividad del mercado de comercio online, supieron que su única posibilidad de crecimiento era fortalecer la marca.

Hasta ese momento habían sobrevivido con un logotipo que les habían creado por 60 libras. El resultado: tenían una marca inconsistente e indiferenciada. La nueva identidad fue creada por la agencia The Engine Room en conlaboración con Glacier Blue. A parte de la identidad principal, realizaron la imagen de una nueva línea de productos impermeables, Spottie Otter: