Las ilusiones ópticas nos llevan a percibir la realidad de forma errónea. Pueden ser de carácter psicológico asociadas a los efectos de una estimulación excesiva del sentido de la vista o el cerebero a través del color, el brillo, el movimiento…o de carácter cognitivo donde interviene nuestra manera de percibir el mundo.

Las ilusiones ópticas están sometidas nuestra propia voluntad y pueden variar entre una persona y otra dependiente de factores como la agudeza visual, la campimetría, el daltonismo…

Lo “bonito” de este tipo de fenómenos es que nos ayudan a comprender las limitaciones del sentido visual y reconocer la posibilidad de distorsión en lo referente a la forma, el color, la dimensión o la perspectiva de lo que estamos observando.

Os dejamos a continuación los tres ganadores a mejor ilusión óptica del 2010:

1º Premio: Koukichi Sugihara

2º Premio: Bart Anderson

ilusion_optica

Ver vídeo aquí.

3º Premio: Jan Kremlacek

ilusion_optica02

Ver vídeo aquí.