antes
después

Problema

La marca británica de agua mineral Kingsdown necesitaba introducirse en nuevos mercados y para ello debía rediseñar su marca. Se enfrentaba al reto de modificar una marca ya conocida y que funcionaba perfectamente.

“a los consumidores les gusta la familiaridad, no les gusta que les desvíes de su zona de confort”

Respuesta

Para ello se estableció un diálogo entre los actuales compradores y los futuros clientes, lo que reveló la necesidad de modificar la marca para hacerla más moderna a fin de que destacara en el mercado del agua mineral.

Resultado

El resultado fue un incremento de las ventas de un 34%. En paralelo, clientes de alto standing comenzaron a realizar pedidos.

Uno de los puntos claves consistió en añadir una corona plateada a la identidad corporativa, lo que además de aludir a su calidad, permitía asociar un elemento gráfico al nombre. Pero la verdadera fuerza se encuentra en el cambio de la botella, mucho más sofisticada, y la incorporación de un juego de transparencias entre la etiqueta y el recipiente, que alude a la pureza del agua.