Google testo cuarenta y un tonos de azul diferente para su barra de busqueda.

google

¡A esto le llamamos nosotros no dejar nada al azar!

El diseño de Google destaca por su simplicidad, pero no por su falta de rigor a la hora de testar cada detalle.

Cuarenta y un tonos de azul fueron involucrados en uno de sus famosos test  ¿y el objetivo? saber sobre qué tono pulsaba la mayoría de los visitantes. Pero el color no ha sido el único elementos sobre el que han trabajado, experimentos similares se realizaron sobre la tipografía y textos.

Nicholas Carr explica como cada uno de los elementos de las páginas de Google son sometidos a pruebas, análisis estadístico y psicológicos.

Mediante una técnica llamada “splits A/B testing”, Google introduce continuamente pequeñas permutaciones en la visibilidad y el funcionamiento de sus sitios web, muestra distintas combinaciones de diferentes grupos de usuarios y compara cómo las variaciones influyen en el comportamiento de los usuarios: el tiempo que permanecen en una página, cómo desplazan el cursor por la pantalla, sobre qué hacen clic, qué no pinchan con el ratón, adónde van a continuación, etcétera.

Otra de las pruebas que lleva a cabo son las del seguimiento del movimiento ocular en conjunción con otros estudios psicológicos que se llevan a cabo en su laboratorio de usabilidad.  Irene Au, directora de Experiencia de Usuario de Google, comenta que la empresa se basa en “inventigaciónes de psicología cognitiva para promocer su objetivo de hacer que la gente use sus ordenadores de manera más eficiente”.