Se trata del trabajo de la artista Su Blackwell, quien “tijeretea” libros para trascender la función comunicadora asociada al papel.

Su trabajo lo hemos conocido gracias a Remedios, de la bitácora Flores en el Ático.

Pasaros por allí si os gusta la arquitectura efímera, el arte encontrado y las intervenciones urbanas con sentido del humor…