Diseñar con un objetivo nos permitirá poder medir su eficacia.

Os dejamos un ejemplo a continuación para que veáis a que nos referimos:

news_example

Cuando diseñamos no podemos perseguir 10 objetivos, porque al final no alcanzaremos ningún, en muchos casos será necesario centrar con el cliente el objeto de la comunicación para poder crear una identidad visual que se ajuste a aquello que pretendemos conseguir.

Otro punto a tener en cuenta es la baja de los usuarios. En muchas ocasiones estamos tentados a poner este tipo de información en la parte inferior, bien pequeñito y en gris clarito, vamos todo lo escondido que se nos ocurre. Pero ¿qué sentido tiene complicarle la vida a aquellos usuarios para los que nuestra información ya no es relevante? Dificultarle el proceso sólo conseguirá que nos tachen de spamers, además de dejarles un mal sabor de boca sobre nuestra empresa.

Os dejamos un buen ejemplo de esta práctica:

unsuscribe

En el próximo artículo de la serie, hablaremos sobre el código.