Este video esta creado en stop-motion. Se trata de recrear el movimiento de objetos supuestamente estáticos usando fotografías.

A diferencia del timelapse, en el stop-motion el movimiento se reproduce habitualmente a una velocidad normal, mientras que el timelapse condensa en pocos segundos acciones que pueden tardar mucho tiempo en desarrollarse.

Algunos de los aspectos claves para que el stop-motion sea exitoso se basan puramente en la técnica. Por ejemplo, la iluminación estable o el cambio continuado de la pose de los modelos para con ello lograr la reproducción fiel del movimiento a 24 fotogramas por segundo serán determinantes para lograr un buen resultado final.

En el video se combinan stop-motion y timelapse. El movimiento en el vídeo se reproduce por el uso del stop-motion. Pero lo cierto es que la toma de fotografías se llevó a cabo durante 9 meses, por lo que en ellas quedan también reflejados los cambios en el cuerpo de la chica producidos por el embarazo (time-lapse).