Un gran “sin-techo” dibujado en una pared y pequeñas perchas incrustadas en él. Estos han sido los elementos necesarios para realizar la campaña de recolección de abrigos para gente sin hogar.


El eslogan: “Donando tu abrigo no evitarás que haya gente que viva en las calles, pero sí evitarás que mueran en ellas”