El punto de partida: Neil y Rick detectan una incógnita en el mercado y quieren cubrir una posible necesidad ¿por qué los calcetines de hombre son mucho menos coloridos? Estamos muy habituados a los calcetines para mujer con vivos estampado y dibujos mientras que los de hombre suelen ser de un color liso, mucho más aburridos.

La investigación: El sistema de tejido de los calcetines hace que para crear dibujos sea necesario contar con un interior de la prenda tramado que deja hebras que hacen que la textura de la prenda sea menos agradable, algo que a los hombres por alguna razón les resulta más incómodo que a las mujeres. Estos últimos no están dispuestos a ceder comodidad por estética y demandan un tipo de calcetín suave y de gran calidad.

La solución: Neil y Rick conciben una máquina que sea capaz de tejer calcetines con dibujos sin el problema de las hebras.

La marca: Crean la marca XOAB cuyo beneficio principal es “ser los calcetines más cómodos del mundo”, adicionalemnte la marca es fuerte en el diseño y calidad de las prendas y garantiza un proceso de producción 100% local.

La búsqueda de inversores: Ahora tienen que pensar en la manera más rápida y menos arriesgada de salir al mercado. Una vez creados los primeros prototipos invierten en la creación de un vídeo que suben a una plataforma de crowdfunding, en este caso Kickstarter. Objetivo: recaudar el dinero necesario para elaborar un primer lote de producción.

El resultado: En dos meses han superado el apoyo necesario, obteniendo 1,220 backers y $98,895, más del triple de lo solicitado.

¡Enhorabuena Xoab!